Eva y Mari Te Motivarán a Viajar Sola

by | Jun 14, 2017 | Features, Women We Heart

Mari Laura de Las Teresas y Eva Mariana Almodóvar, las fundadoras de Yo Viajo Sola, siempre han mirado el mundo exterior como nuevas posibilidades de alimentar el conocimiento. Todo empezó en un apartamento en El Viejo San Juan, donde pasaban el rato como amigas soñando en que algún día iban a explorar otras culturas y tachar todas esas aventuras que apuntaban en su “bucket list”. Sin miedo alguno, empezaron desde muy jóvenes a montarse en aviones para visitar familiares, conocer otro país y hasta mudarse a otra ciudad fuera de la Isla.

En la entrevista a continuación, ellas te cuentan desde cómo surgió la comunidad de Yo Viajo Sola y la importancia de viajar en el clima político en que vivimos, hasta algunos tips para encaminarte en tu próximo viaje.

Merodea: ¿Cómo surgió la comunidad de Yo Viajo Sola?

Mari de Las Teresas: En nuestro primer viaje a Perú, con otras dos amigas, conocimos a estas dos mujeres espectaculares que nos enseñaron otra forma de viajar. Ellas andaban solas por un largo periodo de tiempo. Las dos eran europeas, pero una era francesa con la cual compartimos más, porque compartimos en un hostal, y la otra, yo asumo que holandesa o suiza, algo parecido, también iba casi sin destino. Ella averiguaba el próximo día para donde iba, y nos parecieron súper bravas. Antes del viaje, nuestros familiares nos habían comunicado su preocupación de que íbamos “solas” a un país desconocido. Y en esa reflexión entre una cosa y otra, después de venir de Machu Picchu, surgió la idea del tema de “Yo Viajo Sola”.

Eva Almodóvar: Y de ahí en adelante ha sido también de forma bien orgánica las oportunidades que nos llegan las aprovechamos. Nos dimos cuenta que lo que hacía falta, más que una aplicación de comprar viajes o como estilo agencia de viajes y hacer el booking a las muchachas, ellas necesitaban una comunidad de motivación y de empoderamiento, y eso es lo que tenemos actualmente: una comunidad en la cual usamos el blog como un foro para compartir información pertinente al tema.

M: ¿Cuál es la importancia, en el clima político en que vivimos ahora mismo, viajar y salir de Puerto Rico?

EA: Esa cuestión de no tener fronteras, y de tu no poder mirar inmediatamente para el lado y mirar al vecino, y ver que son diferentes a ti, que hablan otro idioma, que comen otra comida, nos afecta de muchas maneras. El puertorriqueño tiene una manera, una visión muy limitada de lo que es el mundo, más allá de lo que es Puerto Rico y Estados Unidos. Yo pienso que es bien importante viajar. Te saca de tu zona de confort y te enseña cuáles son las cosas que hay en otros países que se pueden lograr en el tuyo. No es hasta que uno viaja a otro país que tiene un sistema de transportación pública 100% eficiente que tu no dices: “¿por qué esto no existe en Puerto Rico? ¿Porqué yo pago una mensualidad de un carro en vez de pagar mensualmente una tarjetita de tren?”

La gente en Puerto Rico –y eso es algo que uno aprende viajando y viviendo fuera de [la Isla]– es bien especial. Tu te encuentras con un puertorriqueño fuera de Puerto Rico, ¡y se hacen panas! Aunque aquí no se hubiesen conocido jamás y nunca. Y cuando vuelvan realmente no se vean mucho. Esa cualidad uno pensaría que la tienen todos los extranjeros cuando se van de su país pero no, no es verdad. Y también te das cuenta por qué el puertorriqueño es más latinoamericano que estadounidense.

MDLT: Coincido por completo con Eva. Da otra perspectiva, te das cuenta de lo que quieres traer y lo que valorizas más de tu país. Coincido en lo mismo.

M: ¿Qué les dicen a esas personas que se preocupan cuando ustedes dicen “Ay, me voy sola para tal sitio”, ya sea aquí en casa o cuando se van a viajar? ¿Qué es lo que ustedes le dirían a esas personas que se preocupan, o qué les dicen? 

MDLT: Yo siempre le respondo con otra pregunta. “¿Tu le preguntarías eso a un hombre?” Porque muchas veces la pregunta, aunque no nos damos cuenta, viene porque…desde mi casa porque pues soy la nena de casa, y desde afuera porque me ven como una mujer joven. No me va a acompañar mi pareja hombre y eso es terrible. Siempre contesto, para iniciar la conversación e incitar a la reflexión de esa persona, no la pelea pero para que en otro momento él o ella reflexione y llegue a sus propias conclusiones de que si le haría esa pregunta a un hombre. Si se la haría, pues perfecto. Pues ya la conversación se vuelve un poco personal. Yo viajo sola porque me hace sentir independiente. Pero si no se lo harías a un hombre, entonces la respuesta la tienes tú.

EA: Nosotras en Yo Viajo Sola siempre decimos que no es que podemos andar por ahí como si no estamos expuestas a ningún peligro, es que los mismos peligros a los que estamos expuestas también lo están los hombres. O sea, las precauciones que nosotras les decimos a las mujeres serían exactamente las precauciones que tendría que tomar un hombre.

M: Siguiendo esta misma conversación, ¿cómo entonces educan al público puertorriqueño en este aspecto de que nosotras somos mujeres y podemos hacer lo que queramos solas? ¿Cuáles son sus iniciativas?

MDLT: Tenemos la iniciativa de compartir las experiencias de mujeres que ya lo han hecho. Entonces, yo creo que eso le enseña a uno a seguir por el ejemplo. Si ella lo pudo hacer, yo también. Entonces, la próxima pregunta, la pregunta deja de ser ¿Lo hago? Y empieza a ser ¿Cómo lo hago? Luego nosotras entramos y damos una respuesta más detallada a la persona. Le preguntamos: ¿Cuáles son tus preferencias? ¿Cuál es tu presupuesto? Y de ahí encontramos formas de que la persona logre hacerlo.

M: ¿Nos pueden compartir cinco consejos que ustedes le dan o le darían a una persona que le pregunte? ¿Cómo yo puedo viajar sola?

  • Decidir su destino, cuadrar presupuesto, la época en la que quieres viajar y el estilo de viaje que quieres hacer.
  • No llevar mochilas en la espalda. (EA: Yo personalmente siempre viajo con una Fanny pack marca Concalma, que es un éxito).
  • No camines por calles vacías y menos de noche. Busca una vía alterna o invierte mejor en un taxi.
  • Infórmate a través del internet y blogs como el de nosotras de qué no hacer en otras ciudades.
  • Pregúntale a un local: ¿Qué vecindarios debo evitar? ¿Qué calles debo evitar? ¿Cuáles son los días donde más gente hay fuera?”. 

M: ¿Cuál es el consejo que ustedes le dirían a la futura generación de mujeres para que ellas puedan tomar esa iniciativa de viajar cuando quieran?

MDLT: ¡Sí, tu puedes!, así como si fuese la cosa más lógica y natural del mundo. ¿Por qué no? Vete, cuenta con nosotros, hazlo sin miedo. 

EA: A mí mi mamá siempre me ha dicho algo que creo que siempre me he aferrado. Desde chiquita siempre me ha dicho: “tú nunca estás sola, tu siempre estás contigo”. Y para mí eso fue algo que se me ha quedado.

En esa cuestión, es normal que a uno le entre el pánico de encontrarse solo. Especialmente si te dicen “Ah, ¿vas a viajar sola?” Y tú piensas, “Wow, ¿qué voy a hacer conmigo misma durante todo ese tiempo?” Uno siempre encuentra algo que hacer con uno mismo durante todo ese tiempo. Uno siempre tiene manera de compartir con uno. Pero no solamente eso, no vas a estar sola todo el tiempo. Siempre vas a tener a alguien al lado tuyo. En el restaurante que vayas a comer, en el bus que tomes para llegar a otra ciudad, en el hostal donde te quedes, en el sitio donde te tomes el café, siempre va a haber gente alrededor tuyo, y gente que te va a hablar y buscar conversación. Aunque quizás estés en el tipo de viaje que no quieras hablarle a nadie, that’s fine, pero sino, siempre vas a sacar amistades por los viajes. Siempre, por lo menos una persona, aunque sea el que se fue en el avión al lado tuyo. Y yo pienso que eso es algo bien importante de tomar en consideración: te estás yendo sola, pero eso no significa que vas a estar sola todas tus vacaciones.

Fotos por Adriana Corbet