Denisse Rodríguez: codificando nuevas oportunidades

by | Aug 9, 2017 | Features, Women We Heart

No es sorpresa que las mujeres nos hemos dado a conocer en un sinnúmero de campos, pero ahora mismo estamos viendo un crecimiento en el área de la Tecnología. Podemos ver cómo las mujeres están procurando y practicando lo que es el Coding, lo cual hace posible la creación de softwares para computadoras, aplicaciones y páginas web. Si esto es algo que te llama la atención, Codetrotters es el lugar para ti. Siendo esta una de las primera escuelas de Coding en Puerto Rico, nos sentamos a hablar con la COO de Codetrotters, Denisse Rodríguez, sobre sus comienzos en el mundo del Coding y por qué más mujeres deben ejercerlo. 

Merodea: Estudiaste Finanzas con una concentración menor en Mercadeo. ¿Cómo has visto la evolución de las mujeres en la industria de negocios antes vs. ahora en Puerto Rico?

Denisse Rodríguez: Está resurgiendo un cambio en los negocios con más mujeres en startups. Desde los ’80 para acá, cada vez son más las mujeres que se gradúan. Una de las cosas que me llamó la atención fue que, cuando regrese de Nueva York a un puesto alto en una organización que estuve, me percaté que era la única mujer en las reuniones y la única en el piso que no era secretaria, y me dije: “This is wrong. Si yo me gradué de Finanzas y la mayoría eran mujeres, ¿dónde están ellas ahora mismo?”. Entonces, decidí buscar sobre ese tema y me di cuenta que eso era algo que se estaba hablando mucho en los Estados Unidos, de cómo las mujeres no están llegando o subiendo de rango, aún teniendo la capacidad y preparación. Pero hay cosas que se pueden hacer desde la industria para ayudarnos. El libro Lean In’ de Sheryl Sandberg y ‘Powering Up, de Ann Doyle me abrió mucho los ojos. Son libros que me motivaron a unirme con otras mujeres líderes en P.R. de distintas edades para aprender y buscar cambio entre nosotras. Ahora hay más oportunidades y vemos cómo hay más awareness de la importancia de diversidad. Otro cambio que podemos observar en ciertos espacios es que, cada vez que hay una conferencia, siempre hay alguien que señala cuando hay un All Male Panel, pero antes no pasaba esto con regularidad. Es necesario que en todos los espacios haya diversidad de opiniones y ver cómo eso nutre la conversación. That’s what it’s all about!

M: Regresas a Puerto Rico después de trabajar en Wall Street durante 2 años, ¿por qué decidiste regresar? De tu experiencia, ¿qué deseas implementar a la industria local?

DR: Estudiar en la UPRRP me dio la oportunidad de hacer varios internados. Yo estudié de 2002 – 2007, donde todavía la recesión económica no había empezado. Los career fairs en aquel entonces eran muy distintos. Las compañías venían y ahí mismo te hacían una oferta para darte trabajo al siguiente mes. Estoy consiente de que hoy día no se siente ese mismo optimismo. Con esa suerte, hice un internado en NY en el 2006 en Wall Street, donde logro conseguir trabajo y me mudo al graduarme en el 2007. Fueron dos años de no dormir, pero de mucho conocimiento y al empezar la recesión vi como también empezaron a botar a un montón de gente. Por eso pienso que cuando dicen que los millennials no tenemos lealtad a las empresas; bueno, porque hemos visto cómo las empresas no la han tenido con sus empleados. Eso me abrió los ojos hacia donde yo quería estar en un futuro cercano y eso era volver a Puerto Rico por varias razones. En primer lugar, yo quería ver cómo podía aportar con las destrezas que había obtenido durante todos estos años al mercado local. También, la vida en Wall Street era bien dura, las cosas han cambiado un poco desde que están compitiendo con Silicon Valley, pero en ese momento yo trabajaba de 6 a 7 días a la semana y no me iba antes de las 1AM de la oficina. Me cuestioné si eso era lo que quería hacer para el resto de mi vida. 

Yo creo mucho en el quote que dice: ’You can not be what you can not see’. A veces vemos mujeres en posiciones bien altas y pensamos que simplemente llegaron ahí, pero no es cierto. Todas han tenido su struggle.

Denisse Rodríguez

M: En tu experiencia dentro de la industria, ¿cómo consideras que Codetrotters está ayudando a romper el mito de más mujeres en la industria del Coding?

DR: Cuando empiezo en Codetrotters, es porque me doy cuenta que debemos enfocarnos en el desarrollo económico de Puerto Rico, hacer que las empresas pequeñas crezcan y para eso hay que darle mucho apoyo en todas las industrias. Hay muchas que tienen potencial, pero quería estar en las que estuvieran relacionadas a las Ciencias, Tecnología e Ingeniería. Estas por lo general son más allegadas a recibir innovaciones que puedan añadir valor o capital externo. Cuando me integro a Codetrotters, entiendo cómo esto puede ayudar a una mujer en su currículo para estudiar y cómo esto puede cambiar muchas vidas. La importancia de este programa es ayudar a más mujeres a tener un conocimiento que les brinde oportunidades económicas, a que puedan independizarse y que logren movilidad social. Hay un dicho que a mi me encanta que dice: “si tú inviertes en una mujer, estarás invirtiendo en una comunidad”. Esto en la medida que vemos cómo las mujeres pueden desarrollar destrezas altamente técnicas donde hay gran demanda y buen dinero dentro y fuera de P.R. 

M: Sabemos que Codetrotters es de los mismos fundadores de Piloto 151. ¿Cómo ha sido unirte a este nuevo proyecto? ¿Qué herramientas ofrecen?

DRPiloto151 fue fundado hace aproximadamente 4 años y en ese momento era el primer co-working space en Puerto Rico. Este concepto era nuevo en aquel momento y comienza a hacer actividades para la comunidad tech, de startups, y entrepreneurship. Así es que comienza a gravitar hacia Piloto151 un sinnúmero de gente que están buscando cambios a través de emprendimiento y tecnología. De ahí surge la oportunidad de conectar algunos programadores que aprendieron por su cuenta y los conectan con startups en E.U., porque aquí en Puerto Rico no había programadores globales que trabajan para todo tipo de empresa y no solo para el mercado local. Decidimos infectar con ese virus a jovencitos que estaban estudiando en Puerto Rico y los conectamos para internados en los Estados Unidos. Después de esa experiencia y al resultado ser positivo, decidimos el próximo año hacer nuevamente una convocatoria, pero nos dimos cuenta que no habían las destrezas que pedían los global startups. Esos lenguajes de programación no se conseguían, y es porque los currículos en las universidades tardan en actualizarse mientras que la tecnología va a las millas. Al ver esto, desarrollamos la academia y vimos que nos tocaba conectar talento con oportunidades, pero también desarrollar ese talento. Entonces empieza Codetrotters ya hace 2 años y hemos graduado a más de 100 estudiantes. 

M: Sabemos que has aprendido Coding, ¿Por qué consideras que la mujer millennial debería optar por ser coder? ¿Cuáles serían algunos de los beneficios como carrera?

DR: Este tipo de destrezas son ideales para mujeres que quieren cambiar de carrera o están tratando de identificar qué desean estudiar cuando se gradúen. Este conocimiento las puede ayudar a descubrir algo diferente y ver si es algo que quieren para ellas. Yo creo mucho en el quote que dice: ’You can not be what you can not see’. A veces vemos mujeres en posiciones bien altas y pensamos que simplemente llegaron ahí, pero no es cierto. Todas han tenido su struggle. Por eso para nosotras es bien importante visibilizar mujeres coders en Ciencias e Ingeniería para que más jóvenes se interesen y vean que lo pueden hacer y sientan que hay espacio para ellas. El coding puede ser también algo para personas que no necesariamente quieran entrar a esta carrera, sino como una herramienta e incorporarlo en cualquier trabajo. Es bien interesante ver como esto es más relevante de lo que a veces uno piensa, especialmente para personas que quieran hacer freelance y tener un trabajo flexible donde pueden trabajar remoto y generar ingreso adicional.

M: ¿Cuál es la demanda actual de mujeres coders en Puerto Rico? ¿Cómo entiendes que esto puede cambiar?

DR: Considero que tenemos que revertir la tendencia que existe hoy día. En los 80, el 36% de los bachilleratos en Computer Science eran de mujeres, en la actualidad es solo el 18%. Ahora mismo en Codetrotters, lo que estamos tratando es ver cómo podemos poner en una mesa al sector privado, la academia y el sector público para trabajar juntos. De esta manera ayudar a que las mujeres que no se les hace fácil entrar a este campo, lo puedan alcanzar haciendo más accesible la educación en programación y más importante aún poder ayudarlas a conseguir un trabajo. Cuando miras, te das cuenta que la mayoría de los web developers que existen aprendieron por cuenta propia y muchas veces no tienen todos los conocimientos que necesitan y por ende pierden oportunidades. Tanto las empresas como la academia tienen que hacer su parte. Estamos tratando de ver cómo en Codetrotters  apelamos más a las mujeres. 

M: Sabemos que próximamente en septiembre van a tener una actividad enfocada solo en mujeres en alianza con Include Girls, ¿Qué se estará ofreciendo?

DR: Nos dimos cuenta que en la mayoría de las clases eran hombres y de mujeres lo más que hemos llegado es a 40%. Pensamos cómo podíamos cambiar esto y notamos que en otros lugares en el mundo hacen eventos solo para mujeres, como el Black Girls Code, Girls Who Code. Así que decidimos hacer actividades solo para mujeres con la intención de que más mujeres digan: “esto es para mi”. Muchas veces cuando se hace un evento general, la mujer no se siente incluida de la misma manera. Necesitamos que ellas sientan que ese espacio es para ellas.

Woman Tech Over es una actividad solo para mujeres. Será el sábado, 2 de septiembre, de 1:30 p.m. a 6:00 p.m. con un costo de $20. Este workshop es un crash course en HTML y CSS para todos los niveles. 

Fotos: Adriana Corbet

Location: Piloto 151, Santurce