4 Leches Alternativas y Nutritivas

by | Sep 17, 2017 | Wellness

¿Sabías que existen más de 17 sustitutos de la leche? Con el pasar de los años hemos tomado más conciencia sobre los beneficios de una buena alimentación a largo plazo. Hace más de 50 años el consumo de la leche de vaca era altísimo gracias a la propaganda tan agresiva que existía. Sin embargo, ese consumo ha reducido notablemente al surgir nuevas opciones ricas y saludables.

Muchos de los efectos negativos de la leche de vaca son a causa de la intolerancia que el sistema humano pierde después de cierta edad. El lácteo produce mucosa la cual promueve enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, condiciones de asma, alergias, acidez y problemas cutáneos, entre otros.

Existen muchas falacias sobre los beneficios de consumir leche de vaca. Entre ellas están:

  • La creencia que tiene un alto valor nutricional
  • Alto nivel de calcio
  • La importancia del consumo de lácteos después de ser destetado por la madre

Es cierto que la leche de vaca es un gran alimento, pero te has cuestionado, ¿Para quién? ¿Para los humanos o los terneros?

Sin embargo, hoy día existen tantos sustitutos que es un poco confuso escoger cual es la mejor opción.  Sabemos que los cambios no siempre son fáciles, romper con la costumbre nos cuesta. Pero recuerda que puedes ir poco a poco incorporando el sustituto a tu rutina alimenticia. Si lo que quieres es buscar alternativas más saludables o eres intolerante a la leche aquí están nuestros 4 sustitutos de leche favoritos y los más fáciles de conseguir.

Almendra

Sin duda la leche de almendra es una de las favoritas. Su sabor es rico y tiene una consistencia cremosa. Definitivamente mejora el sabor de tus batidas, cereales y hasta tus baked goods. Está hecha de almendras molidas con agua, que luego es filtrada para quitar cualquier residuo. Es alta en vitamina E, presente de forma natural en las almendras, un gran antioxidante y es súper baja en calorías, así que puedes tomar todo lo que quieras sin preocupaciones.

Arroz

Si lo que estás buscando es un sustituto de leche que sea gluten free y libre de lactosa, la leche de arroz es para ti. También, como el arroz es considerado hipoalergénico, es recomendado para personas que tengan alguna alergia a las almendras, soya, o cualquier otro sustituto. Usualmente es más barato por ser hecho de arroz, uno de los granos más comunes y más cultivados del mundo. Su sabor es sutil y de consistencia liviana.

Coco

Si prefieres whole milk o crema, te encantará el sabor y textura de la leche de coco. Está hecha de tela de coco fresco rallado, lo que le da su sabor dulzón. Es rica en potasio y minerales esenciales como hierro y zinc. Recuerda que hablamos de la leche de coco y no la enlatada, que es alta en grasa y calorías. Puedes añadir la leche de coco a tu avena o pancakes si quieres añadirle un sabor rico y más tropical.

Horchata de Ajonjolí

La leche de ajonjolí se obtiene de la trituración del sésamo con agua, la cual luego se filtra. La leche de ajonjolí no contiene colesterol, lactosa ni gluten. Su gran contenido de lecitina es beneficioso para el sistema nervioso y funciones cerebrales. La leche de ajonjolí es un gran complemento nutritivo y su sabor es particular pero delicioso, con una consistencia ligera. Bien fría de la nevera, con un poco de canela, es sumamente refrescante.