5 haciendas listas para durante el fin de semana

by

Si después del verano aún te quedan ganas de turistear pero quieres darles un break a las playas, visitar una hacienda es tu mejor opción. Apreciarás otras áreas de la isla, probarás diferentes productos agrícolas, y hasta conocerás más de nuestra historia. Sabemos que el huracán María dejó varias áreas de Puerto Rico destrozadas, pero a un año del huracán, estas haciendas están reconstruidas y ansiosas por recibirte. Así que invita a una amiga, vete en corillo, o reúne a tu familia y apoya el turismo interno.

 

Hacienda La Mocha, Ponce

A solo meses de ser certificada en el Programa de Agroturismo de la Compañía de Turismo, Hacienda La Mocha ya se había convertido en un spot turístico imperdible del municipio de Ponce. Sus dueños, Rigoberto Ramos González y Magda Nieves Rivera la abrieron con la misión de inyectar la economía del barrio San Patricio de Ponce después del huracán María. Entre sus servicios ofrecen recolectas de café, rutas de avistamiento de aves, ciclomontañismo, y, por supuesto, una estadía sin igual en la hermosa Casa Grande, reconstruida para resaltar su arquitectura tradicional. En fin, Hacienda La Mocha es una hacienda de ensueño total.

Images via

Hacienda Juanita, Maricao

Si tu roadtrip familiar se aproxima, adelántate y propón que vayan a la Hacienda Juanita. Este agro-hotel es perfecto para acomodar y entretener a personas de todas las edades y con todos los intereses. Tu abuela se enamorará del café 100% puertorriqueño y su miel pura infundida con aceite de café. Mientras que los más activos se motivarán a irse de caminatas por Salto Collazo y otros lugares icónicos de Maricao. Las amenidades te harán sentir como en un hotel así que nadie tendrá que sacrificar su comodidad. Y sí, hay piscina para los chiquitines.

Images via

Hacienda Buena Vista, Ponce

Transpórtate al siglo XIX visitando la Hacienda Buena Vista y sus alrededores. Esta es una de las haciendas mejor conservadas ya que cuenta con estructuras aledañas que simulan cómo era la vida bajo el imperio español. Oficialmente opera como un museo del Fideicomiso de Conservación y puedes apreciar máquinas y herramientas antiguas que usaban en la época colonial. También puedes disfrutar de charlas sobre diferentes productos que cultivan, como el cacao y el café. Y si tienes suerte, quizás hasta te reciban con un café recién colado.

Images via

Hacienda Luis, Castañer, Lares

“En contacto directo con la naturaleza” es el lema de la Hacienda Luis en Castañer, un poblado remoto entre Adjuntas y Lares. La Hacienda Luis a está rodeada por la hermosa fauna del bosque y se sitúa encima de un acantilado con vistas al Lago Guayo, en el cual también puedes kayakear. Si mueres por una vista pura de un cielo estrellado, la Hacienda Luis es un secret spot para los aficionados de la astronomía ya que ocupa la posición número 17 en los lugares más oscuros del mundo.

Images via