La Bartender más Poderosa de San Juan: Ninotchka Gandulla

La Bartender más Poderosa de San Juan: Ninotchka Gandulla

Jul 27, 2016 | Trabajo, Women We Heart

Si hablamos del mundo de la coctelería en Puerto Rico, tenemos que mencionar a Ninotchka Gandulla, ‘head bartender’ de Vino La Factoría. Con su estilo único, profesionalismo e incansable búsqueda por el coctel perfecto, Ninotchka es una de las razones principales por las que miles de locales y turistas visitan La Factoría en Viejo San Juan. Como parte de nuestra sección #WomenWeHeart, conversamos con ella acerca de sus comienzos, sus inspiraciones y su parecer sobre el efervescente mundo de la coctelería en la isla.

Merodea: ¿Cómo te interesas en el mundo de la coctelería? ¿Cuales fueron tus primeras creaciones?

Ninotchka Gandulla: Me interesé por el mundo de la coctelería a través de curiosidad y sin planificar que quería ser ‘bartender’. Era mesera cuando comencé en la industria, trabajaba en un restaurante en donde la creatividad era muy importante. Un día que faltaba un bartender, me tocó cubrir un turno en la barra. Fue bien retante para mí ya que no conocía las recetas ni las medidas, así que un gerente me dio un pequeño training y busqué en Google a escondidas. Pero mi sinceridad e interés porque mis invitados estuviesen felices y satisfechos con ese coctel me dio una satisfacción bien grande y vi que en una barra uno creaba una conexión con ellos que no sientes en una mesa.  Como me enseñaron de pequeña a ser lo mejor en lo que quisiera ser, se despertó en mí el buscar y aprender más sobre la coctelería. Aún estoy aprendiendo y buscando.

Mi primera creación, no recuerdo que nombre le di, pero sé que fue con Sake, pimienta blanca, menta, pepino, limón y licor de flores. ¡Estaba rico! Luego creo que variaciones de Old Fashions, mi White Negroni y variaciones de clásicos a lo tropical.

M: De todos los cocteles que preparas a diario, ¿cuál es el favorito del público?

NG: Pues del menú de Vino diría que el ‘Ginger Riesling Spritzer’, un coctel a base de jengibre, vodka y vino blanco y espumoso. Pero fuera del menú, tengo invitados que ya son locales, que le gustan mucho como preparo los Old Fashioned clásicos y otro coctel original que se llama ‘El Guapo’, con tequila, pepino y tabasco.

M: Factoría se ha convertido en el ‘go-to place’ para quienes gustan de la mejor coctelería, con fama no solo local, sino internacional. ¿Qué presión si alguna pone esto sobre tu ‘performance’?

NG: La popularidad de La Factoría yo diría que más que nada me ha hecho más consciente de mi ‘performance’. Me considero una anfitriona, una embajadora de mi barra, por ende quiero que cada invitado tenga una experiencia única, divertida, crear memorias. Que quieran regresar y se sientan a gusto en nuestras barras y crear esa conexión con nosotros como sus anfitriones y bartenders. Más que presión, diría que es una responsabilidad.

M: A la hora de crear un nuevo coctel, ¿qué te sirve de inspiración?

NG: Dependiendo para qué propósito es la composición de ese coctel. O sea, si es para un menú o una competencia o solo por diversión. Me puedo inspirar en el ‘brand’ y la filosofía detrás de una marca de licor, como puede ser en una historia, un viaje o el arte. Definitivamente me encantan los sabores tropicales y afrutados, o darle un twist boricua.

M: Durante muchos años, el rol del bartender se limitaba a mezclar dos o tres ingredientes (vodka y china, ron y coca cola, por ejemplo), y los tragos más complejos solo eran consumidos por un sector muy pequeño de la sociedad. ¿A qué atribuyes este cambio en el gusto del público general?

NG: Creo que se debe al mayor acceso al internet, en donde ves qué sucede en el mundo.  Series como ‘Mad Men’ y esta revolución de mirar al pasado para nuevas inspiraciones, han creado una curiosidad en las barras y la cocina. También competencias con plataformas educativas han sembrado semillas de conocimiento en los bartenders y estos pasan esa curiosidad al público.

M: ¿Cuál es tu trago favorito?

NG: Siempre estoy cambiando de trago favorito, pero ahora mismo me gusta mucho el ‘Last Word’.

M: ¿Cual es el secreto de un buen coctel?

NG: El balance. No hay nada como poder apreciar la complejidad de sabores en armonía perfecta.

M: ¿Hacia dónde crees que se dirige el mundo de la coctelería en Puerto Rico?

NG: La coctelería en Puerto Rico tiene ahora mismo un gran futuro por delante, hay una nueva generación de bartenders comprometidos con el servicio y con una gran pasión por la coctelería.  El público y los cocteleros del mundo están comenzando a vernos como un destino gastronómico y hay varias barras con propuestas súper nítidas y un potencial enorme.  Estoy muy entusiasmada con ver nuestro progreso.

M: Por último, ¿donde te ves en el futuro? ¿Hacia dónde quieres ir?

NG: En un futuro me veo con una barra o propuesta. Me gustaría educar, ser embajadora de alguna marca o hasta desarrollar algún producto.  Pero definitivamente esta es mi pasión y mi carrera. También quiero seguir viajando y poder compartir con otros entusiastas y colegas de la coctelería.

Si no has probado los cocteles que prepara Ninotchka… ¿qué esperas? Muchos dicen que son de los mejores en Puerto Rico. Para más información acerca de La Factoría, visítalos en su página de Facebook.

Escrito por Mercedes Luna

TOP

Pin It on Pinterest