¿Se Deben Lavar los Jeans?

by | Mar 16, 2017 | Descubre, Moda y Belleza, Trends

Los jeans son, sin duda, la pieza más versátil que existe. Si nos asomamos al clóset de cualquier persona, la encontraremos en el primer plano, donde se puede alcanzar fácilmente. Algunas tenemos sobre 20 pares y otras tenemos ese único que nos sirve para cualquier tipo de outfit y para cualquier ocasión.

Esta pieza ha viajado de generación en generación sin limitarse a una clase social, económica o cultural. Ellos se han ido acoplando a la moda y estilo de vida de cada persona, tanto así que puedes definir el estilo de cada cual con simplemente ver el corte del mahón que lleva puesto.

A pesar de que esta pieza es tan famosa, siempre se nos hace difícil conseguir la que se amolde a nuestro cuerpo y a nuestro estilo. Si has ido en búsqueda de un par, sabes que es rara la vez que los consigas ese mismo día. Por esta misma razón, cuando encontramos el perfecto, invertimos nuestro dinero y rezamos para que nos dure toda la vida. ¿Cómo? Aquí están los pasos que necesitas para cuidarlos:

1. ¡No los laves!

Aunque suene asqueroso, se recomienda no lavar tus mahones nuevos por lo menos después de un año de usarlos. Las primeras usadas son cruciales para ajustarlos a la figura de tu cuerpo y hacer que parezcan hechos a la medida.

2. Ponlos en el freezer

Otra idea, que nos parece un poco loca, es colocar tus jeans en el freezer. Esto se debe a que el frío elimina las bacterias que se acumulan en ellos. ¡Tiene sentido!

3. Pásale el ‘steamer’

Si ponerlos en el freezer te parece demasiado extremo, trata de pasarle el ‘steamer’ entre usadas. El calor eliminará los olores que puedan haber atrapado después de un día largo caminando en la calle.

4. Déjalos respirar

Antes de guardarlos en tu clóset, cuélgalos afuera para que la tela pueda respirar. Esto también es otro método para evitar que se le queden los malos olores pegados.

5. Si los llegas a lavar…

Asegúrate de que sea con agua fría y con un detergente para tela delicada (que no tenga cloro). Así mantendrá su color y textura original.

6. Olvídate de la secadora

Usar la secadora no es una buena opción cuando se trata de tus mahones favoritos, esos que te quedan como un guante. La razón, aparte de que el calor maltrata la tela, es que vuelven a encogerse y no te quedarán igual que antes.

7. No dejes nada en los bolsillos

Probablemente dejas la cartera para irte a janguear más cómoda y pones tu tarjeta de crédito y un lipstick en tus bolsillos. Luego llegas a tu casa y te olvidas sacarlos después de cambiarte. Esto hace que tus jeans se deformen, así que la próxima vez tenlo en cuenta.