Fitness Vacation Bootcamp Anyone?

Jun 23, 2016 | Cuerpo y Mente, Lifestyle, Viajes

Seguramente no hay nada que te deje más ‘bikini ready’ que un fitness ‘bootcamp’ donde te someten a un régimen rajatabla de ejercicios y nutrición. Con esa idea mis amistades y yo nos fuimos al bootcamp de 6 días que corre la firma 38 Degrees North en la isla de Ibiza. La isla balear no es tradicionalmente un lugar para ejercicios y salud, pero en los últimos años ha crecido el movimiento de fitness impulsado por el yoga, los deportes acuáticos y la alimentación orgánica, con lo cual decidimos que teníamos que aventurarnos y see what it was all about

¡Definitivamente el hacer ejercicio con semejantes vistas del mar inspira! El lunes tempranito a la hora acordada llegamos 12, 6 chicos y 6 chicas, muy animados todos a pesar del much dreaded weigh-in y tomadura de medidas corporales. Así tendríamos una base con la cual comparar el siguiente sábado. Un grupo relativamente joven, chicas y chicos con buen nivel de fitness la mayoría – ‘no messing around with this bunch’, pensé al verlos.

El primer día se nos hizo rápido entre el fitness test, un hike espectacular por la playa, seguido por una consulta con el nutricionista y para balancearlo todo, dos sesiones de pilates y ‘mindfulness.’ No nos dieron tan duro a propósito y estábamos contentos con nosotros mismos de haberlo aguantado – el segundo día, not so lucky. El día fue intenso desde la corrida mañanera por la costa seguido por circuitos, kickboxing, Tabata (la tortura preferida de nuestro trainer) y por último, el uso de las bandas TRX colgadas en los árboles en los alrededores.

El tercer día nos habrán cogido un poco de pena porque pasamos la mañana en la playa con una instructora francesa de paddle boarding que nos puso a hacer paddle yoga en la tabla. Terminamos muchos en el agua, aún super fría por ser mayo, pero entre risas y el rico almuerzo que nos brindaron luego en el Babylon Beach Club, se nos olvidó por un instante que nos faltaba aún la tortura de la tarde. Terminamos el día con sesiones de kettle bells, Tabata y más suspension training.

Los últimos dos días fueron muy intensos a propósito para lograr ver resultados en nuestro body fat % antes de irnos.

Las facilidades eran buenas, nos hospedamos en el hotel Aguas de Vida en Sant Eulalia. Por suerte en las noches se podía salir del ambiente del ‘bootcamp’ para disfrutar de la isla y cenar en muchos de los restaurantes locales y en los beach clubs de Ibiza.
Disfrutamos de una cena deliciosa en el Amante Beach Club y otra noche en Atzaró, un espectacular hotel de agroturismo en el noreste de la isla. En ambos sitios presenciamos unos atardeceres increíbles y un momento relax luego de tanto ejercicio, eso sí, todos muy juiciosos – ¡cero alcohol y postres!  ¿Volveríamos? Un rotundo Sí. Nos faltó la oportunidad de hacer un hike con las vistas envidiables de Es Vedra.
Por Mily Ramos