El Cine Puertorriqueño que Nos hacía Falta

Sep 9, 2016 | Lifestyle

Fui a ver una película puertorriqueña al cine. No fue un film de comedia ni una sátira ni un romance tipo novela. No fui por chiste o por “dejarle chavos a la industria” sino porque genuinamente estaba interesada en ver este largometraje que captó mi atención desde el trailer. “Antes que Cante el Gallo“, dirigida por Ari Maniel Cruz, escrita por Kisha Tikina Burgos y con banda sonora por Eduardo ‘Visitante’ Cabra, es una obra con un trama controversial situado en un escenario ideal y un elenco más que satisfactorio.

Hay que señalar el trabajo impecable del elenco y el equipo detrás de las cámaras que ejecutaron una película de la cual cualquier cineasta podría y debería estar orgulloso. Nunca tuve dudas sobre el talento puertorriqueño cuando se trata de hacer cine; no tenemos nada de que envidiarle a otros países. La combinación de la cinematografía, el libreto, la dirección y la actuación sólida e inolvidable de los actores fue suficiente para decir que esta película fue espectacular.

Más allá de ser una buena película…

Ahora sí, hay que señalar que más allá de ser una buena película, “Antes que cante el gallo” es un proyecto puertorriqueño que llega en un momento perfecto. La industria del cine en Puerto Rico se ha nutrido por varios años de la comedia, enseñando los mismos personajes y haciendo los mismos chistes una y otra vez en pantalla porque, si es lo que vende, ¿para qué parar de hacerlo? Entonces, cuando llega un film que no es del género comedia ni romance, nos preguntamos qué es lo que tiene que la ha llevado tan lejos. ¿Cómo esta película que no tiene los típicos actores y actrices está disponible en todos los cines de la isla y no solo en Fine Arts? Cuando sumamos todas estas preguntas, como puertorriqueños, nuestra curiosidad nos lleva a querer ver con nuestros propios ojos cuál es el fenómeno que está ocurriendo en pantalla.

En esta película se tocan temas controversiales sin pelos en la lengua. La crudeza de los temas, que usualmente en películas puertorriqueñas se esconden detrás de la comedia, está presente en cada aspecto de la misma: la dirección, la actuación, la cinematografía y el libreto. La simbología utilizada para los momentos difíciles de la vida de la protagonista, Carmín, están presentes de manera explícita sin ser muy obvio. Lo interesante de las historias “coming-of-age” es que todos nos podemos relacionar a ellos porque todos hemos pasado por el difícil proceso de pasar a la adultez. No hay nada más refrescante que ver un tema que comúnmente vemos en películas independientes de Estados Unidos hecho para la audiencia puertorriqueña con detalles que todos podemos entender.

Un filme que nos identifica

Poder sentarnos en una sala del cine y sacar una carcajada porque entendemos perfectamente la jerga, frustrarse con un personaje porque nos recuerda a alguien en nuestra vida, saber de antemano lo fuerte que es la vida en el campo, el peso de la religión, el respeto a los abuelos, la inmigración hacia los Estados Unidos, ver un paisaje reconocible, estas son las cosas que hacen a esta película sea la joya que es. El hecho de que todos en la sala de cine hemos pasado por alguna de estas cosas o lo hemos leído en el periódico nos debería motivar a darle una oportunidad .”Antes de que cante el gallo” es una película que nos presenta las cosas tal y como son, que nos pone las cosas en la cara y no tiene miedo de hacerlo, es una película que con suerte abrirá paso para más películas serias que las personas querrán ir a ver de la misma manera que ansiosamente irían a ver el estreno de la nueva película de superheroes.

Por Ana Eliza Montilla Alejandro