Reality check: no soy tan ‘plastic-free’ como pensaba

Reality check: no soy tan ‘plastic-free’ como pensaba

by | Aug 28, 2018

En mi movie de chica eco-amigable, vegetariana, anti-sorbetos de plástico, me creía que no le estaba dejando casi nada de basura de plástico a “Madre Tierra”. Decidí hacer un diario de mi consumo de plástico (Súper mínimo, de seguro, pensé) y cuando vi todo lo que boto al zafacón, me di cuenta de lo mucho que yo aportaba a la cifra de las 300 toneladas de plástico al año que consumimos los humanos. Tuve mi merecido reality check y esto fue lo que aprendí.

Delivery directito al océano

Si piensas que te estás ahorrando tiempo y dolores de cabeza cuando pides comida para llevar, ese viaje se te va a ir cuando veas todo lo que botas en una sola orden. Si pides delivery a la oficina como yo, te encontrarás con una cantidad ridícula de plástico: dos y tres bolsas de más, stickers promocionales innecesarios y cubiertos que verdaderamente no hacen falta. Al final del día, todas esas cosas terminan formando parte de las 8 toneladas de plástico que son vaciadas en los océanos cada año.

 

¿Cómo evitarlo?
  • Sencillo. Aprovecha la sección de comentarios en apps como Uva y Dame un Bite para escribirles: No utensilios de plástico, por favor. Tratando de salvar el medio ambiente.
  • Mantén un kit de utensilios reusables en la ofi. Los venden en varios locales eco-friendly.

Dolores, mood swings, ¿y para colmo desperdicio de plástico?

Cuando me bajó la regla durante la semana de este experimento, jamás pensé que lo divulgaría en un post—y mucho menos uno sobre mi consumo de plástico. Claro, hasta que saqué un tampón de la cartera y vi que está envuelto en plástico. Lo abro, ¿y el aplicador? Por supuesto, de plástico también. Ok. Consideré usar una toalla sanitaria, pero algunas pueden llegar a ser hasta 90% plástico.

 

Mi recomendación:

Tapas, sorbetos, removedores— it’s everywhere!

Mi lugar favorito para tomar café durante la semana es bien eco-friendly. De hecho, obsesivamente eco-friendly. Pero cuando me puse a evaluarlo bien, el cuento era otro. Sí, el vaso para mi caramel iced latte era 100% biodegradable y la tapa del café caliente to-go también, pero el sorbeto y el removedor que me pidió mi jefa no lo eran. El problema con estos artículos pequeños es que su impacto es inmenso. La mitad de todo el desperdicio de plástico está compuesto por estos objetos de uso único.

 

Unlikely solutions:
  • Para el problemita de los removedores de plástico, ¡reemplázalos con palitos de spaguetti crudo! Suena loco, pero si quieres seguir la filosofía waste-free de que bien en serio, esto es una opción real.

Pesadilla de plástico en la oficina

Es en el ambiente profesional donde más vemos objetos de plástico. Y si empezamos a hablar de todo el plástico en el mundo de tech, nos sacamos las greñas. O sea, como que te sentaste a tomar notas y boom, te das cuenta que tu bolígrafo es de plástico. Los CDs para quemar películas están hecho de policarbonato—palabra fancy para plástico. Los estamos velando, editores de vídeo. Entre USBs, cables, computadoras ¡nadie se salva del plástico!

 

Toma acción:
  • No podemos aguantar toda la carga de plástico solo los consumidores. Tomar acción política y reclamarle a las grandes corporaciones a que cumplan con las metas de reducción de plástico es parte del movimiento también.

Todo está en los detallitos… y todos son de plástico

Y cuando el plástico lo encontramos hasta en la sopa, ¿cómo bregamos con cada cosita pequeña de plástico que existe? Desde nuestras bolsas de basura, hasta los empaques de lentes de contacto, el hilo dental que uso, el sticker pequeñito que ponen sobre las frutas y vegetales, y hasta ese plastiquito que aguanta los tickets de ropa nueva… Já. Cualquier aire que tenía de “la más ecoconsciente” se me bajó al ver todo el plástico en mi lista.

En una vida perfecta, tendríamos el sustituto ecoamigable para todos estos artículos. Pero al ser un problema a una escala tan global, el cambio debe ser monumental. Eso implica no solo reducir el consumo de plástico a nivel individual (que sí, es sumamente importante) sino ir educando para crear cambios a nivel cultural. No importa si nunca has reciclado en tu vida o si tu basura de plástico cabe en un mason jar de 16oz, hacer un diario sobre tu consumo de plástico te impulsará a crear consciencia sobre lo que le estamos dejando al planeta Tierra para las futuras generaciones.

TOP
This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Pin It on Pinterest