5 puertorriqueñas nos cuentan sobre su aceptación del cabello natural

by | Oct 25, 2017 | Beauty

Levanta la mano si has vivido una constante batalla con tu cabello rizo. Yo sé que yo la he vivido. Desde pequeña, nunca estaba completamente feliz con mis rizos. Esto resultó en sinnúmero de alisados intensos y secados/planchas semanalmente. Ahora, a mis 21 años de edad, me encuentro embracing mi cabello rizo como es. Aparte de ahorrar tiempo y dinero, siento que este tipo de cabello me ayuda a sentirme 100% natural y, al final del día, true to my roots
 
Yo sé que no soy la única que se siente así. Por eso, inspirada por movimientos como Afros In San Juan y Curly Girl Collective, me senté a hablar con 5 mujeres con rizos espectaculares y les hice una simple pregunta: ¿Cómo fue el proceso de aceptar tu pelo como es naturalmente?

Gabriela Hernández

Decidí dejarme mi pelo natural luego de más de 8 años alisándomelo. Nunca fue mi decisión y estar un día entero en el beauty me drenaba. Me llené de valentía para ir a recortarme la mayoría de mi pelo procesado. Estuve 6 meses en transición en lo que mis raíces crecían lo suficiente y confieso que durante todo ese tiempo me imaginaba cómo me iba a ver con mi cabello natural y me daba un MONTÓN de miedo. Claro, todo esto porque los estándares de belleza de la sociedad muchas veces excluyen características africanas. Confieso que habían momentos en que pensaba que me iba a ver fea y que todo esto era un error, pero me decía a mí misma que ya no había vuelta atrás. Lo importante es que había logrado romper con un círculo vicioso donde no me sentía que estaba siendo yo misma. Recuerdo verme con mi afro natural y todas las estilistas diciéndome lo bien que me quedaba y ahí sabía que había hecho lo correcto. Eso fue uno de los momentos más felices en mi vida.

Stephanie Arias

Me estuve alisando el cabello hasta hace 3 años, porque la realidad es que no sabía bregar con mi cabello. Mi rizo es un 4C, el rizo más pequeño que existe, y es bien complejo porque se seca súper rápido. Durante mi primer año de universidad, comencé a bailar bomba y estando en ese ambiente fue que me di cuenta: I am a black woman, so ‘eff this. Hice la transición en un beauty que conseguí, donde verdaderamente saben bregar con pelo rizo, y me corté el cabello completamente. Para ese momento, quedé con dos pulgadas de pelo. De cierta manera, me gustaba mi cabello, pero habían momentos que me sentía insegura porque mi papá lo detestaba, decía que parecía un hombre. Eso me hacia sentir mal, pero logré encontrar un conversatorio de mujeres con diferentes tipos de cabello rizo. Todas nosotras nos apoyamos y de ahí en adelante, me enamoré de mi pelo más todavía. 

Lizmarie Quiles

Cuando era más pequeña, siempre escuchaba comentarios negativos sobre el cabello rizo. Entonces cuando llegue a la escuela intermedia, me secaba el cabello un montón. Hubo una vez que hasta pensé hacerme un tratamiento para alisar el cabello. Un día, cuando me estaba secando el cabello, noté que estaba perdiendo mi rizo. Ahí me di cuenta que esa no era yo. Yo soy yo con mi pelo rizo. Me dije: olvídate de todos los comentarios y esas personas que solo aportan cosas negativas. La realidad es que me siento súper feliz que no me hice el tratamiento. De ahí en adelante, no más plancha o secados para mi pelo. Aunque veía a nenas en la escuela con los pelos lacios y sabía que eso era lo que gustaba, me siento más segura como soy natural con mi pelo rizo.

Natalia Luna

Desde pequeña, tengo el pelo rizo, pero a esa corta edad me hacían tratamientos en el cabello. A mis 14 años de edad, decidí pasar por la transición, pero tengo que admitir no me gustaba como me veía. Decidí rasparme la cabeza y el proceso fue un poco difícil, porque en la escuela yo era la única con el pelo bien corto. Pocos fueron los que me apoyaron, porque probablemente el pelo no me iba a crecer rizo y eso me dio mucho miedo, pero siempre tuve fe en que me iba a quedar rizo y este es el resultado final. Cumplí un año el 4 de agosto y puedo decir, finalmente, que me gusta por que soy yo en mi estado más natural. 

Krizia Belén

Básicamente, yo tengo el pelo rizo desde que yo aprendí a manejarme el pelo. Tuve tratamientos de alisar el pelo cuando era más pequeña porque mi mamá no sabía bregar con mi cabello, ella tiene pelo lacio. Una vez yo pude decidirlo, que fue para los 13 años, dejé de hacerme los tratamientos y comencé a trabajar con mi pelo yo misma. Llevo más de 20 años con mi pelo así de natural y me encanta. Es un proceso y no es fácil llegar a ese punto donde te sientes cómoda, pero yo entendí que el truco es el recorte. Si tú no tienes un buen recorte, confía que la vas a pasar mal. Yo no le hago nada a mi cabello. Me levanto, sacudo mi cabello y sigo caminando, porque tengo un buen peluquero. Yo amo mi pelo y siempre digo que mi pelo llega a los sitios primero que yo. La gente sabe quién yo soy por mi pelo y, si no tengo mi pelo rizo y grande, la gente no me reconoce. Es parte de mi y no me visualizo sin mi melena, porque es hermosa y divertida. 

Fotos: Adriana Corbet